343922f8ec87127b107c5b0a632d29da

 

La Cátedra Unesco de Comunicación de la Universidad de Málaga ha organizado un acto para conmemorar el Día Mundial de la Libertad de Prensa en el que los ponentes han defendido este derecho y han asegurado que sin libertad de prensa «no pierden los periodistas, sino los ciudadanos y la democracia».

El acto se ha llevado a cabo en el Centre Pompidou Málaga, y en él ha colaborado por vez primera el Colegio de Periodistas de la provincia. Han participado en la mesa el director de la Cátedra Unesco de Comunicación, el catedrático de Periodismo Bernardo Díaz Nosty; el director general de Comunicación de la Universidad de Málaga, Carlos Pérez Ariza; el director del Informe de la Profesión Periodística de la Asociación de la Prensa de Madrid, Luis Palacio; la profesora de Comunicación Ana Jorge y Rafael Salas, presidente de la Asociación de la Prensa de Málaga.

Todos ellos han puesto sobre la mesa la situación del Periodismo en nuestros días, mientras que Luis Palacio ha avanzado algunos datos del Informe de la Profesión de este año, en el que, si algo queda claro, es la creciente precarización del oficio y el cada vez mayor número de periodistas autónomos. Precisamente esta ‘autonomización’ es, en palabras del experto, el futuro, que, además, también está sometido a la falta de independencia y de confianza en los medios.

El Día Mundial Libertad de Prensa está instituido por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) y la Universidad de Málaga lo promueve a través de su Cátedra Unesco de Comunicación. En el acto de hoy se ha expuesto una investigación del Observatorio Iberoamericano de la Libertad de Prensa, que analiza las circunstancias en las que se han producido más de 1.050 muertes y desapariciones de periodistas en América Latina. Este estudio será presentado en distintas ciudades latinoamericanas en los próximos días y ha sido elaborado por un grupo de expertos dirigidos por Bernardo Díaz Nosty.

 

Ha concluido con una entrevista homenaje al periodista Diego Carcedo, presidente de la Asociación de Periodistas Europeos, que ha dialogado con la también catedrática Margarita Ledo, de la Universidad de Santiago de Compostela.

La celebración principal de la Unesco por el Día Mundial de la Libertad de Prensa (3 de mayo) tendrá lugar este año en Helsinki, Finlandia, del 2 al 4 de mayo. Los temas que se tratarán en estas jornadas son el acceso a la información como libertad fundamental y derecho humano; la protección de la libertad de prensa ante la censura y el exceso de vigilancia; y la seguridad de los periodistas en línea y fuera de línea.

Por primera vez este año se ha vinculado la Libertad de Prensa con el desarrollo sostenible, tras la aprobación a finales de 2015 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ODS) para 2030, que reconocen la necesidad de «garantizar el acceso público a la información y proteger las libertades fundamentales, de conformidad con la legislación nacional y los convenios internacionales».

De hecho, la directora general de la Unesco, Irina Bokova, en su mensaje para este Día manifiesta: «La importancia de los medios de comunicación libres e independientes para informar a los ciudadanos del mundo es fundamental para el logro de los ODS, especialmente en este periodo de turbulencias y cambios en todo el mundo, incluidos los nuevos retos que suponen la necesidad de una información de calidad».

Las sesiones plenarias abordarán los siguientes temas: la libertad de prensa, el derecho a la información y la transparencia en el último cuarto de siglo, la vigilancia excesiva, la protección de datos y la censura en línea y la libertad de información como derecho fundamental y derecho humano.

Al término del encuentro se adoptará una Declaración, que pasará a ser conocida como la Declaración de Finlandia, en acuerdo con los más de 1.000 participantes que acudirán al encuentro (profesionales de los medios, representantes de gobiernos y de organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales, así como de la sociedad civil).

Premio Internacional
Por otro lado, la Cátedra Unesco de Comunicación entrega cada año el Premio Internacional Libertad de Prensa, que en 2015 recayó en la periodista mexicana Lucía Lagunes. Otros premiados han sido la periodista congoleña Caddy Adzuba, los periódicos The New York Times, The Guardian, Le Monde, Der Spiegel y El País, por la publicación de los papeles de Wikileaks; Fran Llorente, director de los servicios informativos de Televisión Española; Gervasio Sánchez, por su trabajo como fotoperiodista en la denuncia de conflictos bélicos silenciados y en la defensa de la ética profesional y los derechos humanos; y Andrés Rábago, El Roto, por la crítica sugerente de sus viñetas en el diario El País.