‘El vocero de la prensa’, de Martín Merino, un premio con mucha historia

Los Premios de Periodismo ‘Ciudad de Málaga’ incorporan desde su séptima edición una nueva categoría a nivel nacional, la de trayectoria profesional,  para la que se ha rescatado la escultura ‘El vocero de la prensa’, obra del artista Martín Merino. Se trata de una reproducción en bronce del original de escayola, que en la década de los 90 fue el símbolo de otros premios, los de Comunicación de la Asociación de la Prensa de Málaga, que se otorgaron a destacadas personalidades del mundo de la política, la comunicación y la sociedad como Santiago Carrillo, Carlos Cano o Federico Mayor Zaragoza siendo presidente el periodista y escritor Julián Sesmero, a quien unía una gran relación de amistad con el artista.

La Fundación Bancaria Unicaja, patrocinadora de los premios, ha hecho posible que se recupere esta obra artística que tiene un especial significado histórico y sentimental para la Asociación de la Prensa así como para el propio autor. Su esposa, Araceli González, apunta que la obra, de la que guardan en casa una copia en bronce «con especial cariño», «representa los orígenes de la prensa».

Martín Merino, cordobés de nacimiento, galardonado en numerosas ocasiones, ha mezclado la labor artística, docente e investigadora a lo largo de su dilatada trayectoria profesional. Estudió pintura en Hungría y Paris; también es licenciado y doctor en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla y en Ciencias de la Educación por Madrid. Ha trabajado en París, Córcega, Montreal y Nueva York, donde ha residido diez años. Su proyección internacional es casi tan variada como su obra, que no se limita al campo de la pintura y la escultura sino que también se ha dedicado de forma continuada al retrato, grabado, vidriera y decorados de teatro e incluso la poesía.

Los otros galardones

Si el vocero representa el mundo del periodismo y de la comunicación, los otros galardones, también patrocinados por la Fundación Bancaria Unicaja, hacen referencia a la ciudad de Málaga. Se trata de dos esculturas artesanales de cerámica de la empresa Alfajar que representan la Farola de Málaga, decorada con elementos de la simbología malagueña, como la biznaga, los jazmines o el espeto de sardinas.

Para las menciones especiales, la Asociación de la Prensa confecciona un diploma enmarcado.

Trofeos pequeño