Asociación de la Prensa de Málaga

Al menos 153 medios de comunicación han cerrado en Afganistán

Según informa Europa Press, al menos 153 medios de comunicación han cerrado en Afganistán desde la toma del poder por parte de los talibanes el pasado 15 de agosto, datos del recuento de sindicatos de periodistas. Medios escritos, radios y televisiones de una veintena de provincias han cerrado debido a problemas económicos y a las restricciones impuestas, según recoge la cadena de televisión afgana Tolo News, y se estima que habrá más cierres por motivos económicos en un futuro cercano, según informa la agencia de noticias.

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) ha mostrado su preocupación por la dramática situación y las dificultades que están viviendo los periodistas en Afganistán para poder desarrollar con libertad su tarea profesional, en especial las mujeres que se enfrentan a un régimen que no respeta sus derechos y que les impide trabajar.

La FIP está trabajando urgentemente con las organizaciones asociadas afganas AIJA y ANJU para proporcionar apoyo de emergencia a los periodistasreforzar las medidas de protección, buscar seguridad y, cuando sea necesario, facilitar que puedan abandonar el país. Asimismo ha creado un fondo especial dentro del Fondo de Seguridad de la Federación para canalizar más apoyo.

La FAPE se une a la campaña de solidaridad de la FIP con las y los periodistas afganos y respalda, además, el manifiesto que reconocidas periodistas y escritoras españolas han impulsado y en el que hacen un llamamiento urgente a la comunidad internacional para que se mantengan abiertas las fronteras de Afganistán y salgan del país todas las personas que lo deseen, en especial las mujeres que, por el simple hecho de serlo, “suman una crueldad intolerable y adicional a la que padecen los afganos de cualquier condición“. Las promotoras del llamamiento ‘Abrid las puertas a Afganistán y a las afganas’, Soledad Gallego-Díaz, Rosa Montero, Gabriela Cañas y Maruja Torres, presentaron el pasado 24 de agosto 120.000 firmas de apoyo ante el Parlamento Europeo.