14 Marzo | Arrancamos una nueva edición de Prensa sin Edad en Estepona

Taller de Prensa Sin Edad en Alameda

MÁLAGA 23.02.2022 | El próximo 14 de marzo en Estepona arranca la segunda edición del proyecto de alfabetización mediática para mayores, Prensa sin Edad, este año patrocinado por la Fundación «la Caixa», patrocinador también del otro proyecto de alfabetización de la Asociación de la Prensa de Málaga (APM), Prensa en mi Mochila, dirigido a escolares.

Los talleres, 18 de momento, se impartirán en la capital y en varios municipios de la provincia. El primero de ellos será en Estepona, donde está previsto que una veintena de alumnos y alumnas participen en cuatro talleres a lo largo de los meses de marzo y abril. A diferencia de la primera edición, donde llegamos a una veintena de municipios de menos de 20.000 habitantes gracias a una subvención de la Diputación Provincial de Málaga, este año el objetivo es llegar a la capital y a localidades de más de 20.000 habitantes.

La iniciativa, dirigida por el vicepresidente de Formación de la Asociación de la Prensa de Málaga, Francisco J. Paniagua y coordinada por la periodista Concha Porcuna, tiene como objetivo reducir la brecha digital, fomentar la participación activa y el uso de las tecnologías, intentando crear vínculos entre diversas generaciones. En estos talleres permitimos que los mayores puedan venir acompañados de un familiar o cuidador que les anime a participar y que puedan ayudarles en casa a repasar los conocimientos adquiridos.

Se formará a los mayores para utilizar diferentes programas de ordenador y, sobre todo, aplicaciones móviles para mantenerse informados, hacer gestiones sencillas a través de su teléfono o para crear sus propios canales de comunicación. Además, se fomentará la lectura crítica de los medios de comunicación en papel y formato digital, y se les guiará para que puedan informarse de forma veraz y diferenciar entre fuentes fiables y noticias falsas o ‘fake news’. Contribuiremos así a romper la brecha intergeneracional, al ayudar a las personas mayores a hablar “el mismo idioma” que hablan los más jóvenes.