La-tribuna-Cuenca-389x445

La Tribuna de Cuenca fue reabierta en Cuenca en 2013, en plena crisis económica, y cerró su edición diaria impresa el pasado domingo, 3 de abril de 2016, dejando a la provincia sin periódicos diarios en papel.

Según un comunicado emitido por la Asociación de la Prensa de Cuenca, la apuesta del Grupo Promecal por esta provincia no ha llegado a ser, en esta segunda ocasión, total. La Tribuna de Cuenca se instaló con el personal insuficiente para su estabilidad los doce meses del año y siete días de la semana. Así, se publicaba cinco de los siete días y cerraba varias semanas en verano por falta de personal.

En esta línea, desde la asociación se indica que desde hace años están viviendo la llamada «crisis del papel» y la migración al ámbito digital como camino natural de los periódicos.

La sangría y déficit informativo que sufre Cuenca es alarmante. Es especialmente patente en el medio rural, donde el papel sólo subsiste con pequeñas iniciativas informativas hiperlocales que tratan de acercar la realidad a unos habitantes que siguen acostumbrados a ver las noticias de su pueblo en el periódico.

Profesionalmente, la pluralidad informativa vuelve a ser cercenada, y socialmente, los habitantes de la provincia tienen un medio menos al que acudir para saber qué ocurre a su alrededor.