Díaz Nosty en la presentación de su último libro: «La debilidad democrática socava la libertad de expresión en América Latina

FAPE 01.03.2022 | Bernardo Díaz Nosty ha destacado en la presentación de su último libro que la debilidad de las democracias latinoamericanas es una de las causas principales de la violencia contra los periodistas, que sobreviven asediados por la criminalidad organizada y las conexiones entre los políticos corruptos y el narcotráfico, en un contexto de precariedad laboral y salarial y de abandono por parte de sus propios medios.

“Decir la verdad molesta”, afirmó el periodista e investigador Bernardo Díaz Nosty en el acto de presentación de su libro Periodistas en el punto de mira. Medio siglo de secuestros y asesinatos, editado por “Renacimiento”, celebrado el jueves en la sala Simón Bolívar de la Casa de América.

Presentó el libro el presidente de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), Nemesio Rodríguez, quien señaló que el volumen es “un grito de denuncia de la violencia” contra los periodistas en América Latina, cuyo objetivo es “suprimir las voces críticas y las investigaciones, reducir a la nada el control de los poderes y laminar la libertad de expresión para socavar la democracia”.

“También es un clamor contra la impunidad de los asesinatos y desapariciones de periodistas, un factor que anima a los criminales a seguir asesinando ante la pasividad de los gobernantes”, añadió Rodríguez.

Díaz Nosty dijo que la debilidad democrática “está en el fondo” de esta situación, a la que no es ajena la escasa independencia de los grupos de prensa, entregados en muchos casos al poder político, sin que las instituciones, minadas por la corrupción, sean capaces de garantizar el respeto de las libertades y proteger a sus ciudadanos.

“En un ambiente de amenazas e inseguridad no es viable la libertad de prensa, ni cabe confiarlo todo a los actos heroicos de quienes, con demasiada frecuencias, ya sufren el castigo severo de la indigencia laboral”, señaló Nosty.

“Es importante denunciar esta situación en todo momento porque sabemos que ello disgusta a los gobernantes”, dijo.

En el coloquio posterior,  la periodista y mexicana Lydia Cacho, que dará una conferencia el próximo sábado 5 de marzo para la Asamblea de Mujeres Periodistas de la APM, destacó como causas de la violencia en su país, hoy en día el más peligroso del mundo para ejercer el periodismo,  la ausencia del estado de Derecho, un sistema de justicia fracturado, la corrupción, la connivencia de políticos con el narcotráfico,  la impunidad generalizada y los estrechos vínculos entre los grupos periodísticos y los gobernantes, en detrimento de la independencia.

“La narrativa oficial en muchos casos trata de desacreditar la verdad para crear su propia realidad y para ello no dudan en estigmatizar a los periodistas y abandonarlos a su suerte para agotarlos y que dejen de investigar”, indicó.

La vicepresidenta de Reporteros sin Fronteras, Edith Rodríguez Cachera, subrayó que la preocupación de su organización por la violencia contra los periodistas en Latinoamérica “nunca estuvo tan alta como en la actualidad”.

En la apertura del acto, el director general de la Casa de América, Enrique Ojeda, dijo que el libro de Díaz Nosty ofrece “una extraordinaria visión de conjunto” del problema de la violencia contra los periodistas en América Latina, donde cerca de 1200 profesionales han sido asesinados entre 1970 y 2020.