Expertos en comunicación sanitaria analizan los retos de informar sobre la pandemia

ENCUENTRO COMPLETO: ENLACE

 

MÁLAGA 16.03.2021 ¿Qué requisitos informativos y aprendizajes periodísticos hemos aprendido de la pandemia? Estas han algunas de las cuestiones a las que respondieron el jefe de Comunicación del Hospital Gregorio Marañón, David García, y el redactor de ‘El País’, Pablo Linde, en la nueva sesión del Aula de Periodismo y Salud organizada por el Colegio de Médicos de Málaga y la Asociación de la Prensa de Málaga (APM). El acto estuvo moderado por la profesora de Periodismo Científico de la Universidad de Málaga (UMA), Laura Teruel, y presentado por la responsable de Comunicación del Colegio de Médicos y secretaria general de la APM, Rebeca García-Miña, coordinadora del Aula.

Durante la mesa redonda ofrecida en abierto a través del canal de YouTube del Colegio de Médicos, David García expuso los requisitos fundamentales de la comunicación durante la pandemia y la importancia de que los hospitales cuenten con gabinetes de prensa. Contrastar la noticia, ser honesto/a y respetar las fuentes oficiales son, según García, los elementos indispensables para garantizar una buena comunicación en la crisis sanitaria.

“Hemos tenido una presión mediática continua por cómo ha ido avanzando la pandemia”, señaló el jefe de Comunicación del Gregorio Marañón que incidió en la relevancia de evitar la inmediatez para poder ofrecer informaciones contrastadas y basadas en la credibilidad. “Los sanitarios nos han enseñado que están aquí para ayudar, yo creo que el periodismo debe de cumplir esa labor”, fue otra pauta clave ofrecida por David García sobre la vocación de servicio que debe tener el periodista.

Desde la redacción de ‘El País’, y con ojos del periodismo de calle, Pablo Linde puso el acento en los aprendizajes que obtuvo durante la cobertura mediática desde que se detectaron los primeros casos de la COVID-19 en Wuhan. “Cuando empezamos a informar sobre esto era un virus completamente nuevo y desconocido”, recordó el periodista.

El largo camino aprendido por Linde durante la pandemia se resumen en cinco puntos: la dificultad existente para informar sobre el ámbito sanitario sin generar casos de alarma en la población, la cobertura de informaciones sobre epidemiología, la relevancia de tener conocimientos estadísticos básicos para la interpretación de datos, la adquisición de nociones jurídicas para analizar las publicaciones del BOJE, BOJA, etc. y la necesidad de descargar a la sanidad de asuntos partidistas.

El primer reportaje firmado por Pablo Linde sobre el virus fue complejo ya que en aquel momento se trataba de un virus desconocido. Diez días después, se confinó Wuhan: “Me obsesionaba con no provocar alarma, claramente me equivoqué”, confesaba el redactor sobre el aprendizaje en el que aún sigue haciéndose camino.

En su interés por lograr la divulgación y ser didáctico, el periodista afirmó que en este último año le han leído más usuarios que en los casi 20 años que lleva en la profesión. El aula finalizó con las preguntas de los asistentes, muchos de ellos futuros periodistas que actualmente cursan la asignatura de Periodismo Científico y Medioambiental, perteneciente al Grado de Periodismo, en la Universidad de Málaga.

El ‘Aula de Periodismo y Salud’ es un ciclo de encuentros formativos que nace en 2015 fruto de la colaboración entre la Asociación de la Prensa de Málaga y el Colegio Oficial de Médicos de Málaga y de la apuesta de ambas entidades por la investigación y la formación especializada y de calidad. Las mesas redondas, hasta ahora presenciales, han girado siempre en torno a temas sanitarios de máxima actualidad e interés periodístico con ponentes expertos en la materia.

Si te perdiste el encuentro en directo, puedes seguirlo en diferido en este ENLACE.