Albares: «Tenemos una lacra compartida, que es la desinformación, y contra ella la mejor herramienta seguirá siendo siempre contrastar»

MÁLAGA 08.02.2022 | José Manuel Albanes, ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, ha participado este 3 de febrero en la clausura del Curso de Especialización en Diplomacia y Relaciones Internacionales, que comenzó el 17 de enero en las sede de la Escuela Diplomática. La actividad se centra en un acuerdo firmado por el ministerio el 4 de julio de 2017, para facilitar la formación de los periodistas miembros de la Asociación de la Prensa de Madrid.

Durante su intervención alabó el papel fundamental de los periodismos y su labor de democratizar y hacer posible la política de exterior a los ciudadanos. Señaló, «necesitamos unidad entre las fuerzas políticas y una continuidad en el tiempo de lo que hagamos en política exterior«. Explicó que periodismo y diplomacia son dos profesiones complementarias en sus objetivos, «trasladar situaciones muy complejas y, en ocasiones, muy lejanas a España a los españoles, y que comprendan que al final lo que nos jugamos fuera es su bienestar dentro».

Según Juan Manuel Albares, ambos sectores tienen una responsabilidad compartida, «dar información veraz, contrastada y de interés sobre la política exterior para que llegue a los españoles”. A su vez, señalo que también «tenemos una lacra compartida, que es la desinformación, y contra ella la mejor herramienta seguirá siendo siempre contrastar».

El ministro elogió la labor del curso, para reforzar las conexiones entre ambos sectores y ayudarles a que puedan realizar mejor su cometido. En el curso también han participado otras caras conocidas como Juan Caño, presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid; Abel Antón Cortés, embajador director de la Escuela Diplomática y Luis Manuel Cuesta, subsecretario del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación. También se celebró una mesa redonda liderada por Luis Ayllón, portador y director de la APM, en ella participaron periodistas con Pedro Rodríguez o Aurora Mínguez.