Yolanda Pascual

MADRID | FAPE | La profesión periodística en Castilla y León y la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) han recibido con profunda tristeza y consternación la noticia del presunto asesinato de una compañera en Burgos, víctima de la violencia machista, por el que ha sido detenido su exmarido, que ha confesado la autoría del crimen, según han revelado las primeras investigaciones.

Desde la Asociación de la Prensa de Burgos, así como del resto de organizaciones periodísticas de la Comunidad, encabezadas por el Colegio Profesional de Castilla y León, y desde la FAPE, «condenamos enérgicamente esta nueva muerte fruto de la violencia machista y pedimos a la ciudadanía que adquiera más conciencia de lo que supone esta lacra para una sociedad que se supone civilizada y que asuma la dimensión real del problema, desde las edades más tempranas, para lograr una educación en valores».

Asimismo, a la vista de que se mantienen las cifras de asesinatos de mujeres de manos de sus compañeros o parejas, que alcanzan en este momento las 42 en España, solicitamos de las instituciones a todos los niveles que redoblen sus políticas, tanto en el campo de la formación y la educación, como en la protección y amparo de las víctimas y en la persecución de los autores, hasta que sean juzgados por los tribunales de Justicia.

Los periodistas de Castilla y León han acudido a las plazas en los puntos donde se han convocado concentraciones y piden a los ciudadanos que les acompañen en unos momentos de profunda tristeza, incluso personal para algunos de ellos que conocían personalmente a la víctima y gozaban de su amistad.

Recordamos que la FAPE y el Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA) se han comprometido a promover un pacto mediático para que todos los medios de comunicación acaten códigos deontológicos al abordar asesinatos machistas y otras noticias relacionadas, en un intento de que asuman la función y la responsabilidad de concienciación a la sociedad que les atribuye la legislación.

«Los periodistas tenemos un papel importante para concienciar a la ciudadanía de que debe ser intolerante ante esta violencia», aseguraba la presidenta de la Federación, Elsa González, hace apenas una semana, durante la presentación en Madrid de la «Guía Para el Tratamiento Informativo de la Violencia de Género», elaborada por el CAA.

En estos momentos de dolor y rabia por lo que supone la pérdida de un ser querido y el aumento de la lista de mujeres asesinadas insistimos en seguir recomendando a los periodistas que mantengan un código específico a la hora de elaborar informaciones vinculadas a los casos de violencia machista donde, recomendando objetividad a la par que una posición a favor de la integración y dignidad de la víctima, es preciso incidir en la necesidad de concienciar a la sociedad de que la violencia contra las mujeres es un delito, dice el comunicado.

En un día triste para la profesión periodística, seguimos gritando como lo hemos hecho en otras ocasiones, cuando no nos ha tocado la tragedia: ‘No a la violencia machista’.

La Asociación de la Prensa de Málaga (APM) y el Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía en Málaga (CPPAM) se suman a la tristeza y consternación ante dichos acontecimientos.