12/06/2017 | FeSP.- El Consejo Constitucional francés ha dictado, el pasado 9 de junio, que las autoridades de seguridad no pueden impedir a las personas que “quieran manifestarse contra actuaciones del poder público” lo hagan “en los espacios privados y públicos, incluyendo sus domicilios o lugares de trabajo”.

El Consejo entiende que estas restricciones son desproporcionadas y de gran perjuicio para el ejercicio de la libertad de manifestación y que permiten todas las arbitrariedades contra la ciudacanía que quiere expresarse.

Sin embargo, los sindicatos consideran que “es inaceptable” que Consejo Constitucional haya pospuesto hacer efectiva su decisión hasta el 15 de julio, “ya que esto valida, a posteriori, todas las restricciones de manifestarse adoptadas hasta la fecha en violación de los derechos y libertades de los manifestantes.”

http://www.cgt.fr/les-pouvoirs-publics-doivent.html