Centro Perez Siquier-514x445

OLULA DEL RÍO / ALMERÍA | ELENA M. PASCUAL | Tras la firma del contrato de cesión del archivo del fotógrafo Carlos Pérez Siquier a la Fundación de Arte Ibáñez–Cosentino, las obras del nuevo «Centro Pérez Siquier» avanzan a buen ritmo en Olula del Río, junto al Museo Casa Ibáñez.

Se trata de un edificio de nueva planta que tendrá una doble función: conservación, custodia, digitalización y gestión de todos los fondos que integran el archivo (negativos y diapositivas originales, copias de autor, documentos y publicaciones) y museo permanente dedicado a la obra del insigne fotógrafo, que abarcará su producción de más de sesenta años, desde las imágenes en blanco y negro de la segunda mitad de los cincuenta, donde La Chanca tiene un indudable protagonismo, pasando por los hallazgos del color en los setenta y ochenta, que han otorgado al autor el calificativo de «pionero» en la escena de la vanguardia fotográfica internacional, hasta sus series de más reciente creación.

La construcción del nuevo museo comenzó hace tres meses, a principios de julio, y la Fundación de Arte Ibáñez- Cosentino tiene prevista su inauguración y apertura pública coincidiendo con las próximas fechas navideñas.

Para Andrés García Ibáñez, presidente de la fundación, la materialización del Centro Pérez Siquier es una iniciativa sin precedentes en España, pues «es la primera vez que se dedica en nuestro país un museo monográfico a uno de los grandes autores clásicos de la historia de la fotografía española, que además custodiará todo su legado». La trascendencia de esta iniciativa cultural es aún mayor si pensamos que en el contexto nacional los museos de fotografía son prácticamente inexistentes y la fotografía no goza aún de un reconocimiento equiparable al resto de disciplinas artísticas más tradicionales.

«De esta forma, ponemos un foco mayor en el mundo de la fotografía, gracias a la obra del Premio Nacional y uno de los mayores representantes del movimiento AFAL con el que Almería ha dejado huella en el mundo de la fotografía de España. Es por tanto, un activo valiosísimo para la cultura de Andalucía, y una suerte de bendición que podamos disfrutarlo en la Comarca del Mármol» nos revela Santiago Alfonso, miembro del patronato y director de marketing de la multinacional Cosentino, empresa desde cuya comisión de Responsabilidad Social Corporativa, «valoramos de forma muy positiva la línea de actuación y progreso permanente que mantiene la Fundación de Arte Ibáñez Cosentino».

 

El edificio

El Centro Pérez Siquier se ubica junto al Museo Ibáñez de Olula del Río, en unos terrenos que el pintor Andrés García Ibáñez donó al consistorio olulense para la materialización de la «Ciudad de la Cultura». Un proyecto del que el Centro Pérez Siquier será la segunda dotación cultural que se materializa. La titularidad de este nuevo inmueble, por tanto, será municipal, pese a ser su construcción sufragada íntegramente por la fundación.

El ayuntamiento, mediante la firma de un Convenio, ha cedido la gestión del nuevo Centro a la fundación por un periodo de cuarenta años, confirmando así el compromiso, económico e institucional, del consistorio olulense con esta iniciativa cultural.

Como indica el alcalde de Olula del Río, Antonio Martnez Pascual, «gracias a la constancia e ilusión de Andrés García Ibáñez, la incorporación al patronato de la empresa Cosentino, que personalidades importantes en el mundo del arte como Carlos Pérez Siquier y Antonio López tengan como propio este gran proyecto, y que instituciones como la Diputación de Almería haya creído en el proyecto desde su inicio, apoyándolo de forma continua y firme, sumado al esfuerzo que desde el Ayuntamiento hacemos en pro del Museo Ibáñez y sus proyectos de futuro, se ha conseguido hacer realidad el Centro Pérez Siquier, una dotación que potenciará el turismo cultural en el pueblo de Olula del Río y en toda la Comarca del Almanzora.»

El edificio, de una sola planta baja, tiene una superficie de 500 metros cuadrados. Su proyecto de ejecución ha sido redactado por Ángel Ibáñez Ceba, prestigioso arquitecto urbanista albojense radicado en Pamplona. Consta de cuatro grandes salas de exposición permanente, archivo, almacén, aseos y un gran patio de 200 metros cuadrados que funcionará simultáneamente como zona de exposición al aire libre y terraza-bar. El edificio se está construyendo con estructura metálica, que se ocultará íntegramente al exterior con fábrica de bloque blanco y al interior con particiones de panel prefabricado de yeso. Todas las salas tienen iluminación cenital natural mediante lucernarios en las cubiertas.

El estilo arquitectónico del nuevo museo puede calificarse de racionalista; estará dotado de volúmenes blancos de gran pureza y una gran reja azul que dialogan y se integran con el complejo arquitectónico precedente del Museo Ibáñez, una tipología ecléctica y racional a un tiempo por su integración de ciertos discursos clásicos en clave posmoderna. El volumen más alto del conjunto, exento, se ha aplacado con Dekton, el nuevo material de gran dureza para el revestimiento global de la arquitectura, diseñado por la empresa Cosentino.

 

Financiación

Para la financiación de esta nueva construcción, la Fundación de Arte Ibáñez-Cosentino ha suscrito un préstamo bancario, avalado por la empresa Cosentino, que se devolverá en un plazo de quince años. El préstamo sufraga la mayoría de los gastos previstos, que ascienden a unos 250.000 euros; el resto se cubrirá con la venta de una edición de 25 carpetas de autor, con fotografías firmadas por el propio Carlos Pérez Siquier. Un gesto de generosidad por parte del gran fotógrafo del que se dará información detallada próximamente.

 

FOTO: Asociación de la Prensa de Almería