Asociación de la Prensa de Málaga

La Asociación de la Prensa de Madrid moderniza su logotipo con motivo de su aniversario

APM | FAPE.- La Asociación de la Prensa de Madrid (APM) ha anunciado que modernizará su logotipo como parte de las acciones previstas para celebrar el 125 aniversario de su fundación, que se celebra este domingo, 31 de mayo.

La nueva imagen corporativa de la APM fue aprobada por una gran mayoría de la Junta Directiva: 20 votos a favor, frente a dos abstenciones y un voto en contra.

El sello original de la APM fue creado en 1896, un año después de la fundación de la entidad, por el dibujante Juan Ballesteros, colaborador de varios periódicos madrileños de la época, y representa a dos niños haciendo palanca con una pluma, en alegoría al poder de la prensa.

El nuevo logo es obra de Diego Areso, actual director de arte de El País. Areso, licenciado en Periodismo y profesor de diseño, ha sido también diseñador del diario Público y de algunas de las más importantes revistas de España y México.

El trabajo de Areso incluye una limpieza del sello, eliminando elementos del fondo, si bien respetando las figuras de los niños y la imagen de la palanca con una pluma, y el cambio de tipografías en logo y nombre.

La tipografía Bodoni del logo, hasta ahora compuesta en mayúsculas, ha sido sustituida por otra más geométrica y sobria, con todas las letras en caja baja. El nuevo logotipo busca ser moderno, pero sin perder el carácter serio e institucional, explica Areso.

Para el nombre, ha elegido la tipografía Schotis, creada en Madrid. Además, ha cambiado el pantone del fondo y de las letras, seleccionando un azul más serio, dinámico y oscuro.

Diferentes Juntas Directivas de la APM discutieron la posibilidad de cambiar el logo de la entidad a lo largo de los años. En 1958, fue convocado un concurso de bocetos que terminó declarado desierto. Igualmente, a comienzos del siglo XXI, fue convocado un concurso para cambiar el logo, al que concurrieron más de una docena de diseñadores, pero ninguno de los trabajos satisfizo a la mayoría de los miembros de la Directiva, por lo que se mantuvo inalterado el logo que ha llegado hasta nuestros días.