FIP ViolenciaG

25/04/2017.- La Federación internacional de Periodistas (FIP), a la que pertenece la FAPE, se ha unido a la coalición de sindicatos creada para detener la violencia de género en el trabajo. El grupo unirá sus fuerzas para pedir a los gobiernos que apoyen una convención de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para acabar con la «epidémica» violencia de género (VdG) en el lugar de trabajo. El riesgo de exposición es a menudo mayor en el periodismo y los medios de comunicación.

Para las mujeres periodistas, la violencia y la intimidación no ocurren únicamente en las zonas de conflicto: se trata de experiencias diarias. Casi 2 de cada 3 mujeres periodistas entrevistadas por International Women´s Media Foundation (IWMF) han experimentado intimidación, amenazas o abuso en relación con su trabajo.

La campaña, que cuenta con el apoyo de la Confederación Sindical Internacional (CSI) y diversos grupos de mujeres en todo el mundo, pretende convencer a una mayoría de los gobiernos miembros del órgano rector de la OIT para que apoyen la adopción de dicha convención, que la OIT debatirá en junio de 2018.

La ratificación de dicha convención de la OIT supondría el compromiso por parte de los gobiernos de adecuar su legislación a los estándares y ayudaría a las mujeres a garantizar sus derechos, reducir su exposición a la VdG y a aumentar su independencia económica y su productividad en el trabajo.

¨El cumplimiento de leyes adecuadas es crucial para prevenir la violencia de género en el lugar de trabajo y los sindicatos juegan un papel fundamental en esto, así como para asegurar que los derechos sean respetados¨, ha afirmado el presidente de la Federación Internacional de Periodistas (FIP), Philippe Leruth.

Hasta septiembre de este año, la coalición presionará a los gobiernos y a las patronales para que respondan a la consulta de la OIT sobre la necesidad de esta convención, con especial énfasis en la violencia de género en el lugar de trabajo.

¨Proteger y empoderar a las mujeres trabajadoras y a las periodistas es una cuestión sindical y una de nuestras prioridades¨, ha añadido Leruth. ¨La FIP urge a sus afiliados y a los periodistas en el mundo a unirse a la campaña y presionar a sus gobiernos nacionales y empleadores para que aprueben la convención como primer paso para acabar con esta pesadilla de violencia y abuso. Asimismo, enviaría el rotundo mensaje de que la violencia NO forma parte del trabajo¨.

Mindy Ran, copresidenta del Comité de Género de la FIP, ha declarado: «Para las mujeres periodistas, la violencia, el abuso y el acoso, tanto físico como en línea, son sucesos cotidianos. El trabajo precario, la falta de contratos, los sueldos reducidos y los ataques a los derechos sindicales contribuyen a esta epidemia. La VdG es el reflejo de la relación desigual de poder entre mujeres y hombres y una de las violaciones más predominantes e ignoradas del mundo. Los sindicatos se sitúan al frente de esta campaña para poner fin a este abuso de nuestros derechos humanos. Los gobiernos y empleadores deben organizarse para acabar con la violencia».

La coalición global de sindicatos está haciendo campaña para asegurar que la convención de la OIT incluya una amplia definición de violencia de género en el trabajo, así como medidas para prevenir dicha violencia y medios para proteger y apoyar a las trabajadoras afectadas por ella.

Además, la convención ayudaría a ahorrar dinero, ya que la violencia doméstica y la ocurrida en el lugar de trabajo cuestan a la economía miles de millones de dólares en asistencia médica, procesos judiciales, pérdida de ingresos y subsidios por enfermedad.