El ombudsman de Suecia, Ola Sigvardsson, y otros miembros de la Alianza de Consejos de Prensa, órgano al que pertenece la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología del Periodismo, recordaron a los responsables de Facebook, el pasado 31 de octubre mediante una carta, que todo componente periodístico sujeto a un sistema ético no debe ser editado ni censurado por la red social, como ocurrió con la histórica foto de la niña vietnamita huyendo desnuda de un bombardeo con napalm.

“Las redes sociales, en especial Facebook, son las plataformas más importantes para el intercambio de información en nuestros tiempos”, precisa el escrito. “Y ello es válido para la conexión entre los individuos y para la comunicación de masas, como el periodismo.”

La Alianza de Consejos de Prensa es consciente de las dificultades que presenta elaborar un código de normas para las redes sociales. Pero, en lo que se refiere a las leyes, precisa, ni los individuos ni los medios tienen el menor derecho a conculcarlas, por ejemplo, con el uso de las redes sociales para difamar. Sin embargo, no corresponde a las redes ni a sus proveedores investigar delitos ni castigar a los autores, puesto que esta tarea corresponde al sistema judicial.

La icónica foto de la muchacha quemada con napalm fue tomada durante la guerra de Vietnam y ha sido removida recientemente de la cuenta del diario noruego Aftenposten en Facebook. “La libertad de prensa es esencial para una sociedad donde los ciudadanos puedan depositar su confianza en la información, estar bien orientados por ella y ser capaces de adoptar decisiones en asuntos que puedan afectar a su futuro”, añade la carta. “Cuando los suministradores de redes sociales intervienen contra el periodismo, ponen en riesgo su credibilidad (…) A la luz de lo sucedido, recomendamos a Facebook y a las otras redes sociales que tomen en consideración la necesidad de no intervenir contra el periodismo, al tiempo que les ofrecemos abrir un diálogo sobre esta problemática.”