Pablo González cumple tres meses en una cárcel polaca acusado de ser un espía ruso

El periodista ha sido acusado de cometer un delito de espionaje y se encuentra aislado de su familia

Archivo de Reporteros Sin Fronteras

MÁLAGA 30.05.2022 | Pablo González cumple tres meses de prisión en Polonia. El periodista fue detenido el pasado 28 de febrero en Rzeszów, una ciudad del sureste de Polonia situada a unos 100 kilómetros de la frontera con Ucrania, acusado de ser un espía al servicio de Putin.

El periodista que se encuentra en prisión preventiva desde hace tres meses, está totalmente aislado y no ha podido mantener ningún tipo de contacto con sus familiares que residen en España.

Según las declaraciones que Gonzalo Boye ,abogado de González, ha manifestado para infolibre, en Polonia se están saltando la ley de manera clara, no quieren que hablen ni vean al periodista. Asimismo, el letrado ha desvelado que Pablo González puede permanecer en prisión preventiva un año hasta que se celebre su juicio.

«Este martes nos notificaron que no nos autorizaban la visita de su mujer [Ohiana Goiriena] porque teníamos que hacer la petición en polaco. Fui yo quien hizo esa petición en su nombre, aportando la documentación en polaco y ahora nos dicen que no es válido. Llevamos más de dos meses en esto. Francamente, nos preocupa mucho cómo se está desarrollando el proceso», resume Boye.

González ha sido acusado de cometer un delito de espionaje tipificado en el artículo 130 del código penal del país, delito que las autoridades de Polonia castigan con penas de uno a diez años de cárcel a quien «esté involucrado en las actividades de inteligencia extranjera contra la república polaca».