Asociación de la Prensa de Málaga

Los periodistas ambientales, esenciales ante la emergencia climática

El XIV Congreso Nacional de Periodismo Ambiental aborda los retos de comunicación ante la desinformación y la Covid-19

MÁLAGA/FAPE 18.11.2021| El Congreso Nacional de Periodismo Ambiental, organizado por la Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA), ha abordado en su XIV edición el debate sobre el reto de la comunicación en tiempos de noticias falsas y transición ecológica tras la Covid-19.

Este congreso, inaugurado por la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, y por los presidentes de la FAPE y APIA, Nemesio Rodríguez y María García de la Fuente, contó con una ponencia inaugural de la directora de Salud Pública y Medio Ambiente de la OMS, María Neira.

Durante el transcurso del Congreso, han sido numerosos expertos en comunicación los que han debatido y concluido sobre un lema de plena actualidad: “Comunicación ambiental: una cuestión de salud global“.
Cabe destacar la reflexión realizada por Nemesio Rodríguez, presidente de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), que ha reiterado que “los medios van a necesitar contar con profesionales que entiendan y expliquen el cambio frente a los intereses que se mueven en este mundo global”.

Para la presidenta de APIA , María García de la Fuente, “los periodistas ambientales somos esenciales a la hora de comunicar los retos que tenemos a corto plazo como son la emergencia climática, la transición ecológica y energética y la salud de los ecosistemas, porque todas las actividades humanas están vinculadas a la biodiversidad”.

“Tras casi dos años de pandemia y una cumbre climática, la última, sin grandes avances, es un buen momento para analizar la situación y ver cómo afrontamos el reto de informar sobre la urgencia del momento y evitar futuras ‘pandemias ambientales’ para las que sí tenemos ya tratamientos”, ha señalado la coordinadora del congreso, Rosa M. Tristán.

Para ello es necesario conocer los retos a los que se enfrenta la profesión, en un momento fundamental para informar, concienciar y divulgar a la sociedad en su conjunto sobre la necesaria transición ecológica y sobre la defensa de la biodiversidad.
Las jornadas estuvieron completas con la presencia de expertos y expertas tanto en temas ambientales -desde el punto de vista científico, del activismo ecologista, empresarial y político-, como del ámbito de la comunicación, además de incluir numerosos casos prácticos cuya finalidad es divulgar las posibilidades existentes para una sociedad más sostenible. Dichos profesionales ayudaron a los expertos en comunicación para saber cómo abordar los nuevos retos de información.

Entre estos expertos se encontraban científicos como Fernando Valladares (CSIC), Ana María Alonso Zarzo (directora del Instituto Geológico y Minero de España) o Ana Rey (del Museo Nacional de Ciencias Naturales). Que hablaron, entre otros temas, de transición energética frente al reto de la conservación de la biodiversidad; la nueva contaminación ambiental, en referencia a aquella que genera la tecnología; la “epidemia” en auge de los bulos y noticias falsas en el ámbito ambiental; el reto de la alimentación que cuide los ecosistemas; la responsabilidad de diferenciar sostenibilidad real del llamado “greenwashing” o “lavado de cara verde” o la deforestación y su relación con la pérdida de biodiversidad.

La tarde del martes 23 estuvo dedicada por entero a APIA y a la celebración del 40 aniversario de la revista Quercus  y el 20 aniversario de la revista Energías Renovables.

También se entregaron los Premios Vía APIA y Vía Crucis que se convocan cada año para reconocer, en el caso del Premio Vía APIA, a quienes realizan una mejor comunicación ambiental y facilitan el trabajo de los informadores; y en el caso de Vía CRUCIS a quienes destacan por lo contrario. Este año, el Premio Vía APIA 2021 ha sido para Agencia SINC por su trayectoria de trabajo en periodismo científico, tan relacionado con el medio ambiente y las ciencias naturales; y el Premio Vía Crucis 2021 ha sido para la Asociación de Empresas de Energía Eléctrica (AELEC, antes Unesa) por su deficiente política informativa y su falta de transparencia en el debate sobre la Transición Energética, salvo para anunciar amenazas y chantajes a toda la sociedad.