Cada municipio una historia, Fuente de Piedra en constante reinvención

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

En Fuente de Piedra, al norte de la provincia de Málaga en la comarca de Antequera, hemos encontrado un grupo muy activo de personas mayores acostumbrado a lidiar con los pormenores de las nuevas tecnologías. El alumnado ya había participado en cursos de alfabetización mediática y competencias digitales pero la crisis del coronavirus, que paró a medio mundo, también hizo estragos en este pequeño municipio.

El comienzo de “ la nueva normalidad” ha sido un punto de inicio para recuperar viejos hábitos y  mantenerse en constante aprendizaje. Conforme pasan los años, es más importante mantenerse activos e independientes, por ello el manejo de las tecnologías se convierte en una vía de escape hacia la autonomía y la socialización. 

Las sesiones discurrieron con gran fluidez entre el 20 y el 24 de septiembre. Un alumnado motivado  se acercaba con curiosidad a los talleres alentado desde diferentes fuentes (una de ella y digna de destacar, la asociación de mujeres de Fuente de Piedra).

Tras los sabidos bloqueos iniciales, las clases han sido motivo de ilusión de sus participantes gracias a los contenidos adquiridos y a las prácticas realizadas. Aprender a informarse a través de los medios digitales, no caer en las fake news, conectarse con amigos y familiares, comprar, reservar viajes… Estas y muchas cosas más han aprendido las personas que han participado en los talleres de Prensa sin Edad. Nada es tan complicado como parece y son muchas las barreras que pueden romperse con perseverancia y práctica. 

¡Cuánto hemos dialogado y compartido! Y es que en Fuente de Piedra hay mucho potencial y grandes personas con una gran personalidad y voz propia. Dejamos la semilla soñando con que tomen la iniciativa para crear un medio en el que puedan expresarse y compartir la belleza de su municipio (flamencos y grullas incluido), sus innovadores pensamientos o el  talento demostrado para ayudar a sus vecinos. Mil y una cosas que estamos deseosos de que nos transmitan de una manera u otra y poder seguirlos a través de radio, blog, televisión, redes…como sea, pero siempre creciendo. Un placer conocer a personas tan capaces.