Cerramos con Mollina los 20 municipios de la primera edición de Prensa sin Edad

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

El último taller de  Prensa Sin Edad, que cierra la temporada 2021, se ha realizado en la Casa de la Juventud de Mollina. Han sido 20 los municipios malagueños de menos de  20.000 habitantes a los que hemos llegado durante esta primera fase del proyecto.

En Mollina hemos podido contar con un grupo de catorce mayores de 65 años que han participado activamente en las sesiones con un espíritu joven y vigoroso.  

Han predominado las preguntas sobre los dispositivos móviles y un gran interés por cada contenido aportado. Además, hemos contado con Araceli y Rocío, Concejala de Mayores y Técnica del municipio, que han formado parte de todas las sesiones convirtiéndose en elemento esencial cada día.

La necesidad de permanecer en una continua formación es un elemento común que hemos encontrado en todos los municipios. Es imprescindible asentar correctamente  todos los contenidos aprendidos y practicar con cierta asiduidad. 

Gran parte del alumnado acude a los talleres con una percepción errónea de todo aquello que es capaz de aprender. Muchos de ellos no han recibido una formación reglada y creen que por ello no van a ser capaces de enfrentarse al reto que les suponen las nuevas tecnologías. Hemos demostrado que esto es completamente incorrecto, que las ganas de aprender están por encima de todo y que hay mil maneras de llegar a un mismo sitio. 

Hemos vivido una gran experiencia, no solo a nivel profesional sino también a nivel personal y, sobre todo, hemos conseguido que el alumnado de Mollina haya desarrollado un mayor dominio en el uso de las tecnologías de la comunicación. Han practicado acciones sencillas capaces de contribuir a mejorar tanto su salud física como psicológica y han aprendido técnicas que facilitan procesos tecnológicos necesarios en el día a día.

Con estos talleres despedimos la temporada 2021 sintiéndonos satisfechos y agradecidos por haber formado parte de este gran proyecto y esperando volver con más fuerza e, indudablemente, con más ganas. Seguimos trabajando, seguimos aprendiendo, seguimos enseñando… seguimos sumando. Gracias.