Prensa sin Edad consigue demostrar, municipio tras municipio, que nunca es tarde para aprender

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Archidona se encuentra situada en la Comarca Nororiental de Málaga, rodeada de innumerables cimas rocosas y de una variada vegetación y fauna. Los menos de 10000 habitantes de este municipio cuentan con una gran riqueza arquitectónica que ha conseguido que la ciudad fuese declarada en 1980 Conjunto Histórico-Artístico por su patrimonio barroco. La visita a Archidona en cualquier momento del año proporciona infinitud de experiencias únicas y especiales, y los talleres de Prensa sin Edad no podían ser menos.

Las sesiones comenzaron con cinco alegres alumnas : María, Elvira, María R., Mª Dolores y  Mª Ángeles, que llegaron a nosotros con muchas ganas de aprender y dispuestas a aumentar su alfabetización mediática todo lo que fuese posible. Durante las sesiones, que tuvieron lugar del 21 al 25 de junio en el Ayuntamiento, han demostrado que lo más importante en tiempo de crisis es la inquietud por mejorar. 

Como siempre sucede al enfrentarse a lo desconocido, el grupo de alumnas se ha sentido frustrado en innumerables ocasiones y con la tentación de apartar de sus vidas  las nuevas tecnologías de la comunicación. Clase a clase un nuevo mundo se ha abierto ante ellas con conocimientos y capacitaciones que han contribuido sustancialmente a mejorar sus posibilidades de comunicarse mejor y utilizar las tecnologías para aquello que les interesa.

La paciencia ha sido clave para superar dificultades vividas. Esencialmente este cambio se ha propiciado por varios factores, la presencialidad del docente, utilizar un lenguaje cercano, tener en cuenta sus diferentes realidades y disponer del tiempo necesario para enseñar los diferentes contenidos. Cuando hay interés y un buen proyecto, ¡nunca es tarde para aprender!

La ceremonia de entrega de certificados de participación fue toda una celebración. Ha sido  un gran grupo que ha afrontado los retos con mucho entusiasmo, siendo capaces de acabar con los prejuicios que, al empezar, les decían que no era posible. 

Esto es sólo el inicio. Gracias Archidona.