Asociación de la Prensa de Málaga

La Asociación de la Prensa de Málaga entrega sus Medallas más reivindicativas

La labor esencial de los periodistas durante la pandemia y la apuesta por un periodismo de calidad, centran los discursos de los premiados

 Julián Quirós, Marina Fernández y Uprosama, reciben la Medalla de Honor del Periodista. Rafael Salas, expresidente de la APM, la Medalla de Oro

La Asociación de la Prensa de Málaga (APM) ha entregado hoy sus Medallas de Honor del Periodista a Julián Quirós Monago, director de ABC, Marina Fernández Espinosa, responsable de la Unidad de Comunicación del Hospital Regional Universitario de Málaga, por sus trayectorias profesionales, y a Uprosama (Unión Profesional de Sanitarios de Málaga) por la labor durante la pandemia del colectivo sanitario, al que ha representado. Durante el evento, uno de los más reivindicativos de su historia, también se ha entregado la Medalla de Oro al anterior presidente de la Asociación de la Prensa de Málaga, Rafael Salas Gallego, por su dedicación y compromiso de más de 20 años ligado a la entidad. El acto, retransmitido en directo por Canal Málaga, se celebró al aire libre en el Hotel Soho Boutique Castillo de Santa Catalina.

Los premiados destacaron ante periodistas y autoridades la importancia del periodismo de calidad y reivindicaron la labor de los profesionales de la Comunicación durante la pandemia. En este sentido, la presidenta de la Asociación de la Prensa, Elena Blanco Castilla, lanzó un mensaje de ánimo a los compañeros que pasan por una situación laboral difícil y recordó que los periodistas “deben plantar cara a la desinformación y a los discursos de odio”. “Debemos decir basta a quienes intentan poner cortapisas a nuestro trabajo y desacreditan esta profesión, con prácticas antidemocráticas que atentan contra la libertad de prensa y el derecho a la información de los ciudadanos”, añadió.  “Para avanzar no queda otra que invertir en periodismo de calidad, no en seudoperiodismos sometidos a la tiranía de click”.

Julián Quirós Monago, director de ABC, recordó sus inicios en Diario Sur y animó a los periodistas presentes a tener curiosidad. “Es el primer atributo de un periodista, hay que perfeccionarla siempre”. Por su parte, Marina Fernández Espinosa, responsable de Comunicación del Hospital Regional de Málaga, destacó el “privilegio” que ha sido estar “revestida con un EPI como la reportera de guerra que de estudiante añoraba ser, reconociendo el miedo pero más humanidad en los ojos de mis compañeros. Estuve en primera línea durante la pandemia y me convertí, de algún modo, en los ojos y en los oídos para contar lo que ocurría dentro de los hospitales en los que trabajo”

La Asociación de la Prensa de Málaga también ha querido reconocer la labor de los sanitarios malagueños durante la pandemia. Juan Manuel Nieblas, presidente de Uprosama (Unión Profesional de Sanitarios de Málaga), organismo que engloba a 11 colegios profesionales relacionados con la sanidad, recogió el galardón en nombre de todos ellos. “Para nosotros los sanitarios es muy importante que un colectivo profesional como los periodistas, que también estuvo durante las peores semanas de la pandemia trabajando, nos reconozcan la labor que estamos haciendo”, señaló.

La Asociación de la Prensa de Málaga instituye, a efectos honoríficos y como condecoración especial, la Medalla de Honor del Periodista para reconocer a los profesionales de la comunicación que forman parte de la APM, y a los periodistas y entidades que se hayan distinguido durante su trayectoria laboral poniendo de manifiesto su entrega, colaboración o cooperación a favor del colectivo profesional.

 

MEDALLA DE ORO

Rafael Salas Gallego, expresidente de la APM, recogió la Medalla de Oro, máxima distinción de la Asociación de la Prensa de Málaga. En su discurso, aprovechó para hacer un llamamiento a la unidad, requisito dijo, para tener más influencia: “Esta profesión debe profundizar más en la unidad de acción frente a las enormes presiones que sufre diariamente desde todos los frentes”.

Salas ha sido presidente entre 2015 y 2020 de la APM y del Colegio de Periodistas de Andalucía en Málaga, y actualmente es presidente de honor. La concesión de la Medalla de Oro fue aprobada por unanimidad en la Asamblea General Ordinaria de la APM celebrada en julio de 2020 por su dedicación y compromiso de casi tres décadas.