Los trabajadores de SUR se unen a las protestas de los ‘Miércoles Negros’ en demanda de mejoras laborales

La precariedad laboral en los medios de comunicación ha unido a trabajadores de diferentes redacciones que se concentran cada miércoles en demanda de una mejora de las condiciones laborales que se han visto deterioradas considerablemente en los últimos años. Se conocen como los “Miércoles Negros”. Los últimos en incorporarse a estas protestas son los trabajadores de Diario Sur, que se manifestaron el miércoles 28 de junio en protesta por la destrucción de empleo, los recortes salariales y la precariedad en la prensa. El comité de empresa ha explicado en redes sociales que los trabajadores llevan 12 años de congelación salarial y pérdida de derechos, por lo que exige una subida que compense la pérdida de poder adquisitivo en un contexto, dice, de fuerte inflación y encarecimiento de alquileres e hipotecas.

La redacción de diario Sur advierte de que este será el inicio de nuevas movilizaciones con un objetivo claro: «queremos salarios dignos para unos trabajadores que no han dejado de asumir más carga laboral, nuevas responsabilidades y retos editoriales. Una plantilla que, en plena crisis de la COVID, soportó el sacrificio de ver recortado su sueldo», afirma el comité de empresa en su perfil de Twitter.

Los ‘Miércoles Negros’ empezaron hace dos meses, cuando trabajadores de Unidad Editorial empezaron a protestar vestidos de negro cada miércoles a las puertas de su sede para reivindicar mejoras laborales. El éxito de la convocatoria hizo que pronto se sumaran otras plantillas. Primero, la de ABC y medios de Vocento; y luego, poco a poco, otras muchas, con distintas reivindicaciones, de variadas líneas editoriales y diferentes tipos consejos de administración, pero con el convencimiento de los empleados de que ha llegado el momento de unirse para revertir la situación. Desde el 19 de abril, cuando los comités de empresa de El Mundo, Marca y Expansión pusieron en marcha los “Miércoles Negros”, una vez por semana, los trabajadores se concentran a las 16:00 horas a la entrada de la sede de Unidad Editorial, momento en el que uno de los portavoces de los comités informa del estado de las negociaciones con la empresa.

Los trabajadores de Unidad Editorial reivindican que se recompense una pérdida de capacidad adquisitiva del 25%, según estiman desde el comité de El Mundo, tras quince años con el sueldo congelado, entre otras reclamaciones, como la regularización del teletrabajo.

El 10 de mayo comenzaron los “miércoles negros” en Prisa. El comité de empresa del diario El País, al que se sumarán el resto de los comités de Prisa, que convocó una concentración ante la junta de accionistas el 27 de junio. Las plantillas de El País, la SER, Cinco Días, AS, La Factoría y Prisa Media demandan principalmente una actualización salarial y la negociación del teletrabajo. Otras plantillas de distintas zonas geográficas se están sumando a las protestas, como la de medios de Promecal, Canal Sur y TV Canaria, entre otras. Hasta ahora, los últimos en poner en marcha la iniciativa de los “miércoles negros” han sido los trabajadores de La Vanguardia, el pasado miércoles, 7 de junio.

Estas situaciones comunes de precariedad no es solo un problema laboral, afecta a la calidad informativa y por tanto al derecho a la información de toda la ciudadanía.